A veces, sin aviso y de forma casi urgente, un verso me florece en la oscuridad de la boca. 

La escritura siempre empieza con un secreto.

Soy una mujer de pocas palabras



De mí, diré lo siguiente:

vampiresa

coqueta

dicharachera y selvática.


De tí:

la voz de MANTECA

resbaladiza, saladita

b l a n d a

como un beso.


De esto diré:

volcánico

acrisolado

que brilla como las monedas en el agua

que me infla el pecho como un globo.


© Emlia Guzman 2018

Barcelona, España.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Vimeo