A veces, sin aviso y de forma casi urgente, un verso me florece en la oscuridad de la boca. 

La escritura siempre empieza con un secreto.

Anatomía de la tarde

Actualizado: 8 de ago de 2018

II .-


En el centro de la tarde está el calor y el calor es como una manteca tibia. Por eso es que la tarde tiene una especie de dulzura, derretida, desparramada, en la parsimonia inevitable de los sofás que los niños y los viejos ablandan con sus siestas. Sus rasgos son un gran misterio porque nunca la vemos llegar. La tarde se deposita sobre los muebles de las casas, como si fuera un manto, una neblina hipnotizante, cuya forma no conozco ni puedo divisar pero su honda presencia percibo en el cerrar de la puertas, en los jadeos de los árboles, en la siesta de los gatos.

© Emlia Guzman 2018

Barcelona, España.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Vimeo